20 consejos sobre cómo vender su negocio de restaurantes con éxito

¿Quiere vender su restaurante y necesita ideas sobre cómo cobrar en grande? En caso afirmativo, aquí hay 20 consejos inteligentes sobre cómo vender su restaurante con éxito.

El negocio de los restaurantes no es fácil de manejar, y muchas personas que lo han intentado pueden querer salir después de un tiempo. Esto podría deberse a dificultades financieras o porque ya no tiene el deseo de administrar un restaurante, o porque el negocio se ha vuelto demasiado grande para que usted lo administre o simplemente esté cansado de hacerlo.

Otras razones para vender su negocio de restaurantes pueden ser porque solo desea liquidar sus acciones y tomar el dinero, lo necesita como capital semilla para una nueva empresa, o tal vez desee retirarse, etc. Cualquiera sea su razón para vender su negocio de restaurantes, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a hacerlo de la manera correcta.

20 consejos sobre cómo vender su negocio de restaurantes con éxito

1. Comprenda cuánto vale su restaurante: cualquier persona que esté interesada en comprar su negocio de restaurantes querrá saber en detalle el resumen de las finanzas, ya sean positivas o negativas. Recopilar todos estos datos puede llevar mucho tiempo y, como tal, es mejor que se dedique un tiempo suficiente para resolverlos y aumentar sus ganancias y ofertas comerciales en ese momento. Los compradores querrán ver ventas de calidad y un flujo de caja constante.

Es importante convencer a los compradores de la calidad y el potencial del negocio, por lo que le conviene aumentar las ventas y reducir los gastos para fortalecer el flujo de efectivo antes de incluir su negocio. La venta promedio de un restaurante puede tomar más de seis meses, por lo que tiene una ventana para ampliar sus ganancias y determinar las áreas en las que podría reducir los costos para llegar a la cima.

Cuando se trata de sus activos, es importante comprender la depreciación involucrada. Desde equipos de vanguardia para servicios de alimentos hasta opciones de tecnología de su restaurante, todo se deprecia en el momento en que se compra e instala. Esto puede establecer el valor total de sus activos a un precio más bajo de lo previsto inicialmente, por lo que es importante hacer su investigación y comprender su valor exacto al informar a un posible comprador.

2. Prepárese para ello: una de las cosas más importantes que debe saber sobre la venta de su restaurante es que no debe entrar en este proceso con los ojos vendados. Has invertido mucho en este restaurante, y ver que todo se desperdicia porque no te tomaste el tiempo o el esfuerzo para comprender el proceso de venta puede ser catastrófico. Familiarícese con el proceso de cómo funciona tradicionalmente. Sepa qué se requiere de usted y las reglas que deberá seguir.

Hay tantas cosas que pueden salir mal sin una preparación adecuada. Una simple violación de la confidencialidad podría significar un desastre. Reglas como esta pueden descarrilar un intento de venta en cualquier momento. Asegúrese de tener un buen equipo legal para informarle antes de seguir adelante con este proceso.

3. Venta de una licencia de licor: incluso si la razón por la que está vendiendo su negocio se debe a la disminución de las finanzas, todavía tiene algunos activos muy valiosos a nombre de su negocio. Una licencia de licor es posiblemente una de las más lucrativas (dependiendo de su ubicación). Si su restaurante cerrará sus puertas, su licencia se considerará inactiva, pero se puede vender a un comprador atractivo.

Algunos optan por utilizar los servicios de corredores de licencias de licor como License Locators, Inc., porque elimina el estrés de encontrar el comprador adecuado. Si bien paga una tarifa a estos proveedores, a menudo vale la pena la inversión, ya que pueden ayudarlo a obtener un precio justo en su mercado actual y asegurarse de que la venta sea legalmente sólida.

4. Use un especialista en bienes raíces de restaurantes: cuando se trata de cotizar y llegar a un acuerdo con un posible comprador, le conviene utilizar la ayuda de un profesional capacitado en corretaje de bienes raíces y negocios.

Los profesionales de corretaje son especialistas en el campo, con una idea de dónde está el mercado actualmente y dónde estará, saben cómo ubicar a los mejores compradores y entienden el negocio de los restaurantes, lo que puede ser útil si planea vender su negocio como Una entidad operativa.

Por lo general, la regla general estándar para el corredor es el 10 por ciento de la venta. Hay ciertos mínimos que pueden costar más del 10 por ciento, y para ofertas más grandes, pagará menos que eso. Está en una corredora por corredora, firma por firma.

5. Haga que su exterior sea tan atractivo como el interior: al igual que cuando se vende una casa, es muy importante hacer que el exterior sea atractivo para alentar a las personas a echar un vistazo a lo que el interior tiene para ofrecer. La condición física es tan importante como la situación financiera y un exterior feo dará la impresión de que un negocio es un estado menos que deseable.

Puede mejorar la estética de su exterior mediante la contratación de una empresa de pintura profesional para renovar el trabajo de pintura en interiores y exteriores, además, también debe limpiar y reemplazar las ventanas rotas. Mantenga la basura fuera de la acera y fuera de la vista, y cuando se trata del interior, organice el espacio de una manera que permita a los compradores potenciales imaginar su utilidad para sus propósitos.

6. Vender como un producto básico: ¿Su restaurante es exitoso? ¿Está su personal bien entrenado y disciplinado, todos los muebles están intactos y tiene una lista de reservaciones constantemente llena? Si este es el caso, puede ser una mejor idea vender su restaurante como un activo completo. Para los compradores que buscan utilizar el espacio como restaurante, puede ser más atractivo invertir en un restaurante establecido con un excelente personal de servicio, un menú sólido y clientes fieles que ya están en su lugar.

7. Vende en el momento adecuado: muchos propietarios de pequeños restaurantes no tienen una estrategia de salida. Esto generalmente recurre a vender el negocio cuando es demasiado tarde. Como propietario de un restaurante inteligente, debe planificar su salida. Ordena tus libros y asegúrate de que tu negocio esté en buen estado para que sea completamente vendible.

Asegúrese de haber realizado las mejoras de capital necesarias para que se venda. Desea conocer las condiciones del mercado y la oferta que está en el mercado. ¿Hay un exceso de oferta o no hay suficiente demanda? Eso indicaría si es un buen momento para vender.

8. Manténgalo en silencio: la mejor manera de arruinar un negocio es decirle a la gente que lo está vendiendo porque a los empleados, clientes, vendedores y propietarios les preocupa que no les guste algo sobre un nuevo propietario. En realidad, las únicas personas que estarán felices de que esté vendiendo su negocio serán sus competidores, quienes lo verán como una oportunidad que pueden aprovechar para mejorar su participación en el mercado.

Vender su restaurante no es lo mismo que vender su casa. Muchas personas piensan que es similar, pero no lo son. El modelo inmobiliario es cuanta más gente le cuenta, más casas vende, mientras que cuando vende su restaurante, más personas le cuenta, más negocios mata.

Entonces, ¿cómo exactamente se supone que debes vender tu restaurante si no se supone que debes decirle a nadie que estás vendiendo tu negocio? Aquí es donde se necesitan los servicios de un corredor calificado. Muchos corredores tienen miles de compradores potenciales que pueden conectarse con usted.

9. Forme el equipo adecuado: se supone que la venta de una pequeña empresa es confidencial. En realidad, la mayoría de las personas se darán cuenta de que algo está sucediendo, pero esto no significa que puedas comenzar a hablar de ello. Construya un pequeño equipo que lo ayudará a consultarlo sobre el proceso que mantendrá todas las comunicaciones internas.

Prepare un documento con información sobre su restaurante, incluidos estados financieros históricos, empleados, activos y pasivos. Para asegurarse de que su equipo siga motivado durante el período de transición en el que es probable que su carga de trabajo se duplique, recompense en consecuencia.

10. Sepa lo que hace que un negocio sea valioso: para que su restaurante se vea atractivo para un comprador, necesita múltiples fuentes de ingresos, una base de clientes saludable y un equipo de administración sólido. Nadie quiere comprar un restaurante que tiene pocos clientes.

Si pierden a alguno de esos clientes, estarán fuera del negocio y los compradores no comprarán ese tipo de restaurantes. Realmente tiene que trabajar no solo para construir su marca y su lealtad de marca, sino que también debe trabajar en lo que es mejor y contratar personas en áreas en las que no es tan bueno ... personas más inteligentes que usted.

11. Relación con sus inversores: si tiene inversores, es importante hacerlos parte del proceso de toma de decisiones. La mayoría de los inversores también están buscando una salida, ya que necesitan sacar provecho de su capital. A veces, los inversores pueden tener conexiones que podrían ayudarlo a obtener un mejor trato.

12. Tenga un equipo legal fuerte: la venta de un negocio casi siempre incluye abogados. Un buen abogado se asegura de que esté completamente protegido con un contrato sólido. Todos los abogados no tienen el mismo nivel de habilidad, y como tal, debe elegir una firma legal que se especialice en tratar con "negocios en venta". Un generalista puede no ser una buena solución en esta situación.

13. Haga el trato correcto: incluso con la ayuda de un corredor, a veces, puede ser difícil conseguir un buen comprador al precio correcto. Por lo tanto, los empresarios generalmente tienen prisa por vender. Tómese su tiempo y planifique con anticipación. Puede llevar de 6 a 12 meses vender su negocio de restaurantes.

Es posible que no siempre obtenga el precio que busca. También debe tener una expectativa realista. No espere vender su restaurante por un millón de dólares si no vale la pena cerca de ese precio.

Recuerde, su negocio solo vale lo que el mejor postor está dispuesto a pagar. Si obtiene una oferta realmente baja, no la tome personalmente. Mantenga las emociones a un lado. Si no le gusta la oferta, puede rechazarla cortésmente y volver a visitarla más adelante si no obtiene suficientes compradores.

14. Transfiera activos que no se venderán: cuando haya decidido vender su restaurante, debe comenzar a transferir activos a su nombre personal que sabe que no venderá junto con su negocio. Dichos activos pueden incluir sus camiones de comida, recetas, etc. entonces están fuera de la columna de gastos del balance general. Esto le mostrará al comprador una imagen más clara del potencial de flujo de efectivo.

15. Trabaje fuera del negocio: si el restaurante parece depender de usted o de algunos chefs clave, un comprador puede creer que el potencial de crecimiento desaparecerá cuando lo haga. Como tal, tendrás que asegurarte de que tu restaurante pueda sobrevivir sin que estés al mando de los asuntos.

16. Los depósitos y los NDA son muy importantes: los acuerdos de confidencialidad son muy importantes al vender su negocio de restaurantes. Es lo primero que debe hacer junto con obtener un depósito no reembolsable. El comprador de su restaurante probablemente obtendrá acceso a los secretos comerciales del restaurante y la información confidencial.

Si por alguna razón el acuerdo no se finalizó, entonces la no divulgación ayudará a garantizar que el comprador no pueda usar sus secretos comerciales para hacer crecer sus otros negocios competidores. Un depósito no reembolsable asegurará que el comprador sea serio y disuadirá a los compradores serios y las pérdidas de tiempo.

17. La diligencia debida es sacrosanta: la diligencia debida es la parte integral de cualquier venta comercial contemplada. La diligencia debida es una investigación de un negocio para determinar la capacidad de la otra parte de cumplir lo prometido y crear firewalls protectores para evitar sorpresas, a ambos lados, una vez que se realiza el acuerdo. Llevar a cabo la debida diligencia no es barato, requiere un gasto considerable de tiempo y análisis por parte de los equipos legales de ambas partes, así como del personal financiero y técnico.

La representación de diligencia debida le permite al vendedor no solo cumplir con sus obligaciones de divulgación, sino también determinar la disposición y capacidad del comprador para desempeñarse. Esto significa no solo hacer revelaciones claras y significativas para acelerar la diligencia debida del comprador, sino también llevar a cabo una diligencia debida inversa sobre los compradores potenciales y estructurar el acuerdo en consecuencia.

18. No pierdas el enfoque en tu negocio y tus empleados: asegúrate de que tus empleados no se queden sin nada. Asegúrese de cuidar a sus empleados en su nuevo rol. Negocie como parte de su acuerdo que tendrán paquetes de indemnización de 18 a 24 meses en caso de que se dejen ir.

19. Asegúrese de estar actualizado: si desea que su restaurante sea más atractivo para los compradores potenciales, deberá asegurarse de que todas sus licencias, permisos, evaluaciones y aprobación de alcohol, alimentos, música, seguridad contra incendios, salud y seguridad y otros están actualizados. Un comprador interesado querrá garantías de que todos los requisitos legales se han cumplido y están actualizados.

20. Esté atento a los detalles: el detalle más pequeño que pase por alto puede decepcionarlo, como no mantener su restaurante ordenado o no tener un miembro del personal disponible para atender a los clientes cuando ingresen. De acuerdo, estas pequeñas cosas Sin embargo, no significa mucho individualmente, si tiene diez de estos pequeños impedimentos, afectará la forma en que los compradores perciben su restaurante. Cada detalle se amplía en el punto de venta y la mayoría de los aspectos se abordan y rectifican fácilmente.

En conclusión, vender su restaurante puede ser un proceso complejo. Es importante planificar temprano y empaquetar su restaurante para que se vea atractivo para los compradores.